Abril de 2017

¿Qué alimentos nos sientan mejor?

Por todos es conocido que las principales normas que rigen la alimentación se basan en el consumo de productos de calidad cargados de nutrientes. Ellos distribuidos de una forma adecuada y combinándolos para aumentar la variedad hará que desarrollemos una alimentación sana y equilibrada.

 

Además de todo ello, debemos ser conscientes de las sensaciones que nos transmiten el consumo de determinados alimentos debido a la liberación de neurotransmisores que estimulan nuestro estado de ánimo.

 

Al hablar de ello no nos referimos a los alimentos azucarados, ya que aunque exista la creencia de que reducen la ansiedad y el estrés, ello solo genera una dependencia de este tipo de alimentos. Cuando ingerimos alimentos azucarados, la subida de azúcar en nuestro cuerpo se produce de forma tan rápida que nuestro organismo tiene que actuar velozmente para disminuir estos niveles, lo que termina generando ansiedad por las comidas dulces. Por esta razón, los especialistas recomiendan eliminar o reducir al mínimo el consumo de los alimentos con azúcar y las harinas procesadas de nuestra alimentación. Por tanto, si nos vemos en la necesidad de consumir alimentos dulces podemos optar por frutas de temporada o frutas desecadas, los cuales contienen fibra, vitaminas y minerales que hacen que su absorción se lleve a cabo de forma adecuada.

 

A continuación, mostramos algunas sustancias que cumplen con funciones relacionadas con nuestro estado de ánimo:

 

El triptófano se relaciona directamente con nuestro estado de ánimo debido a la liberación de serotonina y está presente en alimentos como los lácteos, la carne de pollo, las semillas de ajonjolí o la soja.

 

El magnesio participa en el funcionamiento del sistema nervioso produciendo energía y lo encontramos en las verduras de hoja verde oscura como las espinacas, los frutos secos, el aguacate y las semillas de calabaza.

 

En cuanto a las vitaminas del grupo B destacamos la vitamina B12 presente en el pescado, los moluscos y la carne, y el ácido fólico que forma parte de las verduras de hoja verde, el aguacate y los cítricos. Niveles bajos se ambas vitaminas se relacionan con estados de depresión por lo que su consumo podría ayudarnos a mantener nuestro estado de ánimo activo. Por otro lado, también valoramos la vitamina B1 debido a que esta se encarga de regular los estados de irritabilidad y la encontramos en las semillas de sésamo y los piñones.

 

Otra sustancia no tan conocida es la teobromina, presente en el cacao (puro), en la yerba mate y en la fruta guaraná. Produce sensación de bienestar con la relajación de los vasos sanguíneos y los músculos lisos y además actúa como diurético natural. Por último, debemos incluir la fenilalanina, presente en el tomate y los garbanzos con su función como antidepresivo.

 

Tras todo ello, podemos ser conscientes de los beneficios que nos aportan algunos alimentos más allá del ámbito nutricional, ya que muchos de ellos integran un valor emocional que puede realzarnos de optimismo y ánimo sin olvidar los pilares que deben constituir la base de nuestra alimentación, en la que los alimentos frescos y/o poco procesados deben de ser la principal elección.

 

Fuente: http://www.lavanguardia.com/comer/materia-prima/20170306/42510259407/que-alimentacion-seguir-para-sentirnos-mejor.html

Contacto

Fundación Andaluza de Nutrición y Dietética (FAND)

Pagés del Corro, 80. 3ª Planta

41010 - Sevilla

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Fundación Andaluza de Nutrición y Dietética