Octubre 2017

Día Mundial del Cáncer de Mama: La Importancia de la Prevención

El cáncer sigue constituyendo una de las principales causas de morbi-mortalidad del mundo, En España el número total de nuevos casos de cáncer en 2015 fue de 247.771, siendo los más frecuentes colon-recto, próstata, pulmón, mama y vejiga. La evidencia científica estima que entre un 30% y un 40% de la incidencia de cáncer podría ser prevenible con medidas relacionadas con la dieta, el control del peso y la actividad física.

A día de hoy, el cáncer de mama es el tumor más frecuente en la población femenina tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo. Concretamente en nuestro país se diagnostican unos 26.000 casos al año, lo que representa casi el 30% de todos los tumores del sexo femenino y se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres.

 

Aunque los estudios realizados sobre la naturaleza del cáncer nos afirman que se trata de una enfermedad multicausal que no depende únicamente de un factor, los estudios avalan el papel que juega la alimentación en su desarrollo. Según afirma Carlos A. González, ex coordinador del Estudio Prospectivo Europeo sobre Cáncer y Nutrición (EPIC) en España «En el cáncer de mama los elementos más determinantes son hormonales y reproductivos. Sin embargo, hay otros factores claves como el consumo de alcohol, que está relacionado directamente con un 7% de los tumores de pecho, mientras que la obesidad en las mujeres postmenopáusicas eleva un 30% las posibilidades de padecer este tipo de neoplasia».

 

El estudio EPIC nació con el objetivo de integrar la epidemiología con las investigaciones de laboratorio, con factores genéticos y metabólicos, y profundizar en el conocimiento científico de la nutrición y el cáncer. Como resultado obtenido de estos trabajos destaca el hecho de que «un consumo alto de frutas, fibras, aceite de oliva y cereales integrales reduce hasta un 40% el riesgo de padecer cáncer de mama», afirma González. Nos obstante este efecto va a depender en gran medida del tipo de tumor que se trate. En las neoplasias mamarias que tienen receptores negativos de progesterona la dieta ejerce mayor protección, mientras que aquellas que tienen receptores de progesterona positivos, el efecto hormonal es tan fuerte que la dieta no logra tener tanto impacto.

 

En cualquier caso, es necesario alertar que «no existen alimentos “mágicos” o dietas que sean capaces de curar o prevenir el cáncer de mama, tal y como se dice de la dieta alcalina o de las dietas anticáncer, que carecen por completo de respaldo científico», advierte Francisco Botella, miembro del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Únicamente la Dieta Mediterránea cuenta con el aval de la OMS como patrón alimentario que ayuda a evitar la obesidad y a reducir el riesgo de padecer distintos tipos de tumores.

 

Para reducir el riesgo de cáncer se recomienda ingerir abundantes cantidades de frutas y verduras o de alimentos con alto contenido en fibra. Corresponden, en general, a alimentos ricos en vitaminas antioxidantes, en otros antioxidantes, en ciertos minerales y en fibra. «Existen ciertas áreas de investigación con vegetales del género brassica (coles, repollo, brócoli), con ciertos pigmentos vegetales antioxidantes (carotenos), semillas de lino, centeno, alfalfa y legumbre que de forma individual pueden ser positivos, pero sobre todo por su interrelación con la flora intestinal. En los próximos años podrán presentarse resultados interesantes», afirma Botella. Por el contrario, los alimentos que debemos de eliminar o evitar de la dieta son los productos refinados, los azúcares, el alcohol y las grasas saturadas.

 

Una vez que aparece el cáncer de mama, la alimentación se utiliza como complemento del tratamiento, siendo el objetivo de la dieta “evitar la desnutrición del paciente y minimizar las náuseas, el estreñimiento, la diarrea o la mala absorción de nutrientes que puede provocar la quimioterapia o la radioterapia” aclara Pedro Robledo, jefe del Servicio de Dietética y Nutrición de MD Anderson Cáncer Center Madrid.

 

Fuentes:

http://www.larazon.es/atusalud/alimentacion/la-obesidad-eleva-un-30-el-riesgo-de-cancer-de-mama-MF16572709

https://www.seom.org/es/prensa/el-cancer-en-espanyacom/105941-las-cifras-del-cancer-en-espana-2017?start=2#content

https://www.aecc.es/SobreElCancer/CancerPorLocalizacion/CancerMama/Paginas/incidencia.aspx

http://www.epic-spain.com/acerca.html

Contacto

Fundación Andaluza de Nutrición y Dietética (FAND)

Pagés del Corro, 80. 3ª Planta

41010 - Sevilla

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Fundación Andaluza de Nutrición y Dietética